(55) 52 80- 9992

Información

Trasplante de Médula Osea

Un trasplante de Médula ósea es un procedimiento para reemplazar la Médula ósea dañada o destruida por Células madre de Médula ósea sana. La Médula ósea es el tejido graso y blando que se encuentra dentro de los huesos y las Células madre son células inmaduras en la Médula ósea que dan origen a todas las células sanguíneas.

Existen tres clases de trasplante de Médula ósea: Autotrasplante de Médula ósea (“Auto” significa “uno mismo”): Las Células madre se toman de uno mismo antes de recibir tratamiento de radioterapia o quimioterapia en altas dosis y se almacenan en un congelador (criopreservación). Después de realizar la radioterapia o quimioterapia en altas dosis, las Células madre se colocan de nuevo en el cuerpo para agregarlas a las células sanguíneas normales. Esto se llama trasplante de rescate.

Alotrasplante de Médula ósea (“Alo” significa ” otro”): Las Células madre se extraen de otra persona que se llama donante. La mayoría de las veces, el donante debe ser al menos parcialmente compatible en términos genéticos. Se hacen exámenes de sangre especiales para determinar si un donante es compatible con el paciente. Un hermano tiene la mayor probabilidad de ser un buen donante compatible; sin embargo, a veces, los padres, los hijos y otros parientes pueden ser donantes compatibles. Los donantes que no tienen parentesco con el paciente se pueden encontrar a través de los registros nacionales de Médula ósea; en México en el DONORMO.

Trasplante de sangre del Cordón umbilical: Las Células madre se toman del Cordón umbilical de un bebé recién nacido inmediatamente después del parto. Dichas células se guardan hasta que se necesiten para un trasplante. Las células de la sangre del Cordón umbilical son tan inmaduras que hay menos necesidad de compatibilidad.

Trasplante de Células Madre

El procedimiento mediante el cual el paciente recibe el trasplante de células progenitoras una vez que se concluyó el periodo de acondicionamiento, es relativamente sencillo. Se realiza como una transfusión de sangre, proceso similar también a recibir un suero.

Estas células progenitoras (madre), tienen características especiales y muestran en su superficie receptores específicos los cuales las dirigen hacia su lugar apropiado, la cavidad de los huesos (médula ósea). Al cabo de los días y una vez que las células progenitoras trasplantadas se alojaron en la médula ósea, comienza el proceso de reproducción para reconstituir a las células de la sangre como los glóbulos rojos y las plaquetas así como también las del sistema inmunológico que son los glóbulos blancos. Dicho proceso se conoce como INJERTO.

Al tiempo en que esto comienza a ocurrir, se pueden detectar en la sangre del paciente las células nuevas que derivan de las progenitoras trasplantadas, por lo tanto el paciente tendrá la misma constitución genética en la sangre que la de su donador.

Leucemias Agudas

Las leucemias agudas son un grupo de enfermedades caracterizadas por la proliferación de un gran número de células inmaduras en la médula ósea y en la sangre. Se presentan de muchas maneras, habitualmente con anemia (gran palidez y cansancio), sangrados o infecciones de repetición de muy difícil resolución. Se diagnostican mediante un estudio llamado “aspirado de médula ósea”, que consiste en la extracción de una pequeña cantidad de tejido celular del centro de algún hueso. El diagnóstico y tratamiento de la leucemia aguda debe ser hecha por un médico hematólogo.

Descarga el PDF Contenido: Tipos de leucemias agudas y Tratamiento convencional.

Leucemias Crónicas

Existen dos tipos principales de leucemias crónicas: la leucemia mieloide crónica y la leucemia linfoide crónica. Se presentan, principalmente, en pacientes de más de 50 años y en ambas existen gran cantidad de células de apariencia normal en la sangre, sin embargo, las similitudes terminan ahí.

 Descarga el PDF Contenido: Leucemia linfocítica (o linfoide) crónica / Leucemia mieloide (granulocítica) crónica

Anemia de Fanconi

La anemia de Fanconi (FA) fue descrita por primera vez por el pediatra suizo Guido Fanconi, quien en 1927 publicó sus observaciones clínicas sobre hermanos que habían heredado algunas condiciones físicas anormales y que experimentaron falla en la médula ósea.

Estos niños sufrieron anemia aplásica severa. Su sistema inmunológico no pudo combatir las infecciones y se sentían crónicamente fatigados. Su cuenta de plaquetas era muy baja por lo que sufrían de hemorragias espontáneas.

Descarga el PDF Contenido: Características y diagnóstico ¿Cómo se relaciona la FA con la anemia aplásica? / Defectos físicos en personas con FA / ¿Cuándo ocurre la Anemia de Fanconi? / ¿Cuál es el pronóstico para un paciente con FA? / Tratamientos.

informacion

Videos